Declaración de la #IglesiaDeScientology sobre el programa #EsclavosDeCienciología

Iglesia de Scientology (Cienciología)
Oficina del Portavoz para América Latina
A 10 de Marzo, 2017

Estimados Señores:
Como Portavoz de la Iglesia de Scientology (Cienciología) – y como Cienciólogo a título personal – no puedo ni debo quedarme callado sobre lo que creo es una muestra de intolerancia y odio religioso en pleno Siglo XXI.

El programa que A&E ha producido sobre mi religión, Cienciología, es por demás ofensivo y en pocas palabras, un ataque directo a la libertad de religión, a la tranquilidad y los derechos de todos los Cienciólogos. El canal de cable A&E ha estado anunciando que emitirá por su señal en América Latina una serie producida en Estados Unidos. Dicha serie está repleta de mentiras, falsedades y perversas alteraciones de la verdad, dirigidas hacia generar aversión hacia la religión de Scientology — o Cienciología, como la conocemos en América Latina.

Dicho programa, como otros de Remini, no pueden ser considerados como documentales, sino todo lo contrario, pues no son nada más que una obra de ficción actuada, que además nada tienen que ver con la realidad. Remini y otros ex-Cienciólogos que actúan en su programa, fueron expulsados hace mucho tiempo de la Iglesia de Scientology (Cienciología) por su conducta inmoral e indecente.

La verdad del asunto es que tanto Leah Remini como los otros que aparecen en dicha serie, esparcen estas mentiras sensacionalistas y lastimosas por una sola razón: DINERO. Eso es lo que buscan, nada más que eso, a pesar de que Remini y su banda finjan que tienen otras motivaciones. De hecho, Remini no sólo ha recibido compensación económica por el show, sino que además intentó extorsionar a la Iglesia demandando que se le pagaran $1,500,000 dólares, tan sólo porque nuestra Iglesia invocó su derecho a ser escuchada y a oponerse públicamente a las falsedades con la verdad en la mano. Esto es una evidencia de cuanto Leah Remini está dispuesta a hacer para distorsionar la verdad acerca de Scientology. Así que, el programa de A&E debería ser, muy apropiadamente, titulado “Leah Remini y los Esclavos del Dinero”.

Leah Remini repetidamente ha explotado y menospreciado públicamente su antigua fe, con el propósito de obtener ganancias y atención a través de una serie de movimientos publicitarios, que culminaron en el show que ahora A&E ha traducido para el público Latino. Dicho programa tiene un elenco de mentirosos admitidos quienes hacen algo de dinero diciendo diferentes versiones de las mismas historias falsas sobre abusos que han estado promoviendo por años.  Muchas de sus alegaciones han sido ya revisadas y desacreditadas en Tribunales. El que A&E promueva su agenda de odio, es un acto de discriminación.

Leah Remini bien conoce la verdad que ahora convenientemente re-escribe en su historia revisionista. La historia verdadera es que ella intentó desesperadamente permanecer como Scientologist en 2013, sabiendo muy bien que debido a su indecencia estaba a punto de ser expulsada por rehusarse a mantener el nivel de ética y decencia que se espera que cualquier Scientologist respete. Sus lapsus éticos y trato irrespetuoso a otros hicieron necesaria una revisión eclesiástica de sus acciones, lo cual concluyó con una expulsión de la Iglesia.

Ella ahora se dedica a regurgitar mitos gastados sobre Cienciología, que han sido desmentidos continuamente, y que son circulados por la misma camarilla de ex-staff expulsados y amargados quienes perdieron las posiciones de las que alguna vez gozaron, antes de que su tremenda conducta inmoral fuera descubierta. La Sra. Remini ahora usa a ese grupo de mentirosos y perjuros para promover su odio religioso.

Aún más, la Sra. Remini continúa con sus desagradables esfuerzos de acosar al líder de la Iglesia de Scientology y a su esposa, con quienes la Sra. Remini ha estado obsesionada y a estado acechando por años. Esto de hecho culminó en un escandaloso reporte en el 2013 por parte del Departamento de Policía de Los Ángeles mostrando que lo que ella decía era un fraude desde un inicio.

Es muy triste que Leah Remini ataque y explote justamente a aquellos quienes incansablemente trabajaron para ayudarla, cuando nadie más estaba dispuesto a tolerar su comportamiento. La Iglesia de Scientology siempre estuvo ahí para Leah Remini, incluyendo levantarla del suelo después de su debacle cuando fue despedida de The Talk. Cuando fue despedida de The Talk de manera escandalosa, con un vergonzoso escándalo público en el 2012, nosotros tratamos de ayudarle y que saliera adelante. Pero honestamente ella trataba a todos a su alrededor de una manera degradante, abusiva. Su comportamiento era intolerable.

Tristemente, la amargura y el odio son dos ejes comunes en la vida de la Sra. Leah Remini, quien se comporta como una diva malcriada quien obsesivamente se queja de cosas tan menores como el lugar que le asignan, el tener una limosina, alojamiento de lujo y especialmente el que los paparazzi hayan fallado en reconocerla hace ya casi una década.

Leah Remini se convirtió en la que ella alguna vez prometió nunca sería: “Esta ex-ciencióloga amargada”. Como ya hemos visto en numerosas ocasiones, Leah Remini necesita simplemente continuar con su vida y su carrera. Pero parece que no le es posible. Necesita dejar de culpar a nuestra Iglesia y a otros por sus reveses personales y profesionales y tomar responsabilidad. Por encima de todo, necesita dejar de promover odio e intolerancia religiosa como el medio para llenarse sus bolsillos.

Por otra parte, lo que Leah Remini y A&E fallan en informar es la verdadera historia de Scientology. Scientology ha sido una de las más grandes religiones en emerger en el siglo 20 y es una religión que se está expandiendo de manera exponencial en el siglo 21. De hecho, la Iglesia de Scientology (Cienciología) se ha expandido de una manera impresionantemente veloz y sin precedente alguno, tan sólo en la década pasada creció más que todos los 50 años pasados. Todo ello bajo el liderazgo del Sr. David Miscavige, el líder eclesiástico de Cienciología, un visionario quien ha materializado los ideales de nuestro Fundador, el Sr. L. Ronald Hubbard. Tanto feligreses como staff de la Iglesia en todo el mundo, lo tenemos en alta estima por llevar a nuestra religión a un nuevo renacimiento. El Sr. Miscavige ha trabajado incansablemente para los millones de cienciólogos que profesan su religión en más de 90 países del mundo. Y a través de su liderazgo, hemos podido ayudar a decenas de millones a través de nuestros programas e iniciativas humanitarias y de mejora social. La verdadera historia de la Iglesia de Scientology (Cienciología), lo que hacemos, nuestras creencias y prácticas, se encuentra en www.scientology.org.mx

Si desea saber más sobre Leah Remini visite: www.lasmentirasdeleahremini.wordpress.com o www.leahreminiaftermath.com.

Atentamente,
Rev. Jonathan M. Rico
Portavoz Iglesia de Scientology, América Latina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *