Entrevista a Keanu Reeves, protagonista de John Wick 2: Otro Día Para Matar

John Wick 2: Otro día para matar se estrena este Jueves 16 de Febrero en cines de Chile donde Keanu Reeves vuelve como el legendario asesino John Wick en la secuela de la película de 2014. En ella es forzado a volver al trabajo, después de retirarse, por culpa de un ex-asociado que planea hacerse con el control del gremio de asesinos. Con ayuda de un juramento de sangre, John viaja a Roma donde luchará contra algunos de los asesinos más mortales del mundo.

Cuenta en su reparto con las nuevas caras de Ruby Rose, Riccardo Scamarcio, Peter Stormare y Laurence Fishburne. Además, Ian McShane, al que veremos en la sexta temporada de Juego de Tronos, volverá en la secuela. En esta ocasión, Stahelski toma el relevo de David Leitch en la dirección de la cinta. La primera entrega consiguió recaudar 78 millones de dólares en la taquilla mundial con un presupuesto de 20 millones.

¿Cómo te sientes a estas alturas de tu carrera?
– Creo que hay que luchar por no darse demasiada importancia a uno mismo. Tengo los pies en la tierra. Soy un tipo normal que disfruta con lo que hace. Mi carrera me ha dado oportunidades magníficas, pero mí día a día es bastante normal. Puedo salir a la calle y moverme como cualquiera.

Tu carrera siempre está ligada a “The Matrix”, que además tiene un hilo en común con “John Wick 2”, dirigida por el doble de Laurence Fishburne, quien encarnaba a Morpheus…
– Así es, Chad vivió todo el proceso de aquellos rodajes con las Wachowski; aprendió todos los recovecos y absorbió muchas ideas sobre movimientos de cámara y lo que debe tener un guion para que la historia funcione.

¿Tuviste que volver a tomar entrenamienstos de kung-fu para volver a interpretar al asesino imperturbable John Wick?
– Claro! Ser parte de ‘The Matrix’ durante tanto tiempo influyó en nuestras vidas y en quiénes somos. Y eso se aprecia en estas películas también. Para John Wick tuvw que volver a prepararme como antes, volver a tomar clases de defensa y poder presentar un buen personaje en pantallas.

¿Y cómo regresa este personaje?
– Pues, vuelve el legendario sicario desde su retiro debido a la amenaza de uno de sus antiguos socios, que planea hacerse con el control de un gremio de asesinos y que ha puesto precio a la cabeza del protagonista, en busca y captura por todo un ejército de criminales.

¿Y a diferencia de la primera…?
– Con la primera parte creamos algo realmente atractivo y la gente me pedía constantemente que hiciéramos otra, así que decidimos hacerla basándonos en la misma historia… A John le dan palizas muy serias. Le tiran por las ventanas, le atropellan, le disparan… Supongo que es parte de su encanto. Nada le detiene y sigue luchando. Tiene ese deseo de seguir adelante. A pesar de estar cansado y magullado, se recupera rápido. Es una metáfora, intensificada y exagerada, de los retos diarios para cualquiera.

¿Qué satisfacciones te trae este personaje?
– Sin duda es uno de los que más me enorgullece en mi carrera. Ser considerado un ‘tipo duro’ de Hollywood es un honor.

¿Y tú eres un tipo duro en la vida real?
– Para nada. Mi idea de la felicidad siempre es una buena comida, un buen vino y montar en moto por Sunset Boulevard.

¿Siempre tuviste claro que querías ser actor y hasta llevarte un Óscar?
– Bueno, cuando empecé la verdad, a los 20 años cuando me subí a un auto y conduje desde Toronto hasta Los Ángeles en busca de una oportunidad como actor, era la época en la que soñaba formar parte de ese Hollywood de las estrellas. Por ese entonces, aquello significaba algo para mí. Hoy no es algo que me obsesione, aunque si ocurriera, no me lo tomaría a la ligera. Hoy en día, mis victorias son otras, y el público siento que está conmigo.

Entonces se podría decir que te sientes cómodo con tu vida como actor ahora…
– Exacto. Eso es lo fundamental. Mi intención siempre fue conectar con el espectador y es así como se viene dando a Dios gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *